INTENSAS Y EXTRAORDINARIAS LLUVIAS VENDRÍAN ESTE VERANO POR EL FENÓMENO "EL NIÑO" ADVIERTES LOS ESPECIALISTAS

 MEDIO AMBIENTE  Recomiendan proteger techos de viviendas ante posible El Niño de intensidad fuerte. La probable ocurrencia de un Fenómeno El Niño (FEN) con magnitud fuerte o extraordinaria este verano provocaría en Lima lluvias intensas que causarían estragos en las viviendas de zonas vulnerables y construidas con material precario, por lo que las autoridades competentes deben tomar las medidas de protección necesarias, señalaron expertos. Ken Takahashi, coordinador técnico del Comité Multisectorial Encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen), recordó que en el siglo XX Lima soportó lluvias intensas en dos ocasiones como consecuencia de la manifestación de esta anomalía: en marzo de 1925 y en enero de 1970.

Refirió que en la primera ocasión la ciudad capital soportó una lluvia de 12 milímetros (12 litros) por metro cuadrado, y en la segunda una precipitación de 16 milímetros por metro cuadrado. "Lima no está diseñada para resistir lluvias de esas magnitudes", comentó.
En ese sentido, consideró fundamental que las autoridades competentes y la propia comunidad tomen acciones como revisar si los techos de las viviendas cuentan con ductos de evacuación de agua, para evitar que esta se empoce y filtre, con lo cual terminan dañándose las estructuras del predio. 
"Esta situación es más grave en las construcciones precarias y ubicadas en zonas de riesgo, las cuales simplemente no resistirían una lluvia intensa", advirtió. 
Por su parte, Gilberto Romero, investigador del Centro de Estudios y Prevención de Desastres (Predes), sostuvo que las viviendas fabricadas con adobe, quincha, esteras, triplay u otros materiales precarios, así como aquellos solares y quintas antiguas son las que resultarán más afectadas si se producen lluvias en Lima que superen los ocho milímetros por metro cuadrado.
Tanto para estos predios de alta vulnerabilidad como aquellos construidos con ladrillo y cemento, se requiere primero limpiar bien el techo, luego impermeabilizarlo y finalmente instalar ductos de evacuación del agua a fin de impedir que se acumule y degrade la estructura de la vivienda.
Recordó que Lima Metropolitana está comprendida entre las 14 regiones priorizadas por el Gobierno para tomar acciones preventivas frente a la ocurrencia de El Niño. 
INTENSIDAD
Takahashi señaló que, según la más reciente evaluación hecha por el Enfen, existe una probabilidad de 56 por ciento de que El Niño alcance en el Perú magnitudes de fuerte o extraordinaria durante el verano 2015-2016.
Indicó que cualquiera de estos escenarios durante este periodo estarían asociados a impactos climáticos como los observados en los veranos de 1982-1983 y 1997-1998.
Sin embargo, el coordinador técnico aclaró que estas probabilidades deben ser actualizadas según la evolución del sistema, lo cual se realizará en forma mensual en el marco de los comunicados oficiales que emita el Enfen.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario