PLANIFICACIÓN DEL EMBARAZO PUEDE PREVENIR MAL DE ESPINA BÍFIDA EN RECIÉN NACIDOS

 SALUD  Las mujeres en edad fértil pueden prevenir la espina bífida en sus recién nacidos si planifican su embarazo, pues esta malformación ocurre entre los 21 a 28 días de gestación de la madre, explicaron especialistas del Instituto Nacional de Salud del Niño. Durante esos días se forma el futuro sistema nervioso central (cerebro, cerebelo, tallo encefálico y médula espinal), responsable del funcionamiento de todos los órganos del cuerpo humano y de la capacidad de respuesta que tienen las personas a los estímulos del exterior, explicó el jefe de la Unidad de Neurocirugía de dicho hospital, Fredy Osorio. La espina bífida es un defecto congénito en la columna vertebral debido a la falta de ácido fólico.
Un segmento de la columna no llega a cerrarse y deja expuesta una parte de la médula (raíces y nervios) o permite el ingreso de tumores de grasa que obstruyen parte de la médula, precisó el especialista.
La espina bífida suele presentarse en embarazos no deseados, casi siempre en gestantes menores de 22 años o mayores de 38 años, que muchas veces desconocen que están esperando un bebé.
Por ese motivo, Osorio recomendó a las mujeres en edad fértil lo siguiente:
1.- Tener un embarazo deseado, planificado, pues cuando eso sucede el cuidado de la gestación, se asume con responsabilidad. 
2.- Evitar cualquier tipo de irradiación como hacerse pruebas de Rayos X.
3.- Controlar inmediatamente la presencia de fiebre o alza térmica por causa de una enfermedad.
4.- No consumir medicamentos para diabetes mellitus.
5.- Tampoco consumir ningún tipo de droga, ni tener problemas de alcoholismo porque son factores de riesgo.
6.- Comer muchas verduras verdes como espinaca y brócoli, además de frutas, cereales, espárragos y yema de huevo que son ricos en folatos (un tipo de vitamina B).
7.- Un factor de riesgo para la gestante es ser hija de una madre que tuvo espina bífida, tener un hijo o hija mayor con este problema. Con ese antecedente y planificado el embarazo, recomienda consumir ácido fólico tres meses antes y durante la gestación, es decir entre 600 y 1,200 microgramos de ácido fólico.
8.- La anticoncepción prolongada es otro factor de riesgo. Por eso es importante preparar el embarazo.  

Osorio exhortó a los profesionales de salud y padres de familia del país identificar los casos y derivarlos al instituto donde serán evaluados y posteriormente intervenidos entre el 25 y 29 de enero.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario