INNOVACIÓN ES DETERMINANTE PARA QUE EMPRESAS SE MANTENGAN EN EL MERCADO

 ECONOMÍA  La innovación disruptiva es la acumulación de importantes avances en el campo de las Tecnologías de la Información y robotización y provoca cambios bruscos en la forma de producir y hacer negocios, al punto que la brecha competitiva entre las empresas que innovan y las que no lo hacen, puede significar su debilitamiento y posterior salida del mercado, manifestó la Asociación de Exportadores (ADEX). Supermercados sin cajas ni colas, drones atendiendo órdenes de compras, grandes sistemas de información construidas a través de ciudades inteligentes, dispositivos instalados en automóviles y seguros que facilitan la oferta de servicios y bienes para el consumidor, ya forman parte de la economía real, conocida también como la cuarta revolución industrial, para lo que las empresas deben prepararse.

Consciente que el aprovechamiento de este modelo requiere nuevas estrategias exportadoras, ADEX trabaja en varios frentes. El primero es la Alianza del Pacífico en la que, mediante el Consejo Empresarial, propone reformas legislativas e institucionales para facilitar alianzas entre empresas, que formen cadenas globales de valor. 
También promueve alianzas institucionales con organismos oficiales y privados de nuestros principales mercados de destino para impulsar las exportaciones de manera más focalizada y con el uso de las últimas herramientas tecnológicas de información. China, por ejemplo, es uno de los mercados con los que más se avanzó en integración estratégica.
Asimismo, impulsa proyectos con la cooperación internacional para desarrollar nuevas capacidades empresariales y, sobre todo, internacionalizar las operaciones de las empresas.
La importancia de la innovación disruptiva fue resumida por el presidente de ADEX Juan Varilias Velázquez, con la frase “Ahora más que nunca, mirar el futuro es una cuestión de vida o muerte”, durante la inauguración del II Foro de Negocios, organizado hace unos días por el gremio empresarial.
“Las empresas deben tener en cuenta que en la actualidad los consumidores están mejor informados y tienen mayores opciones. Ahora sí es totalmente cierto que el cliente tiene la razón, y también el poder. Las empresas deben competir intensamente para estar presentes en los medios tecnológicos que usa el consumidor para ganarse su atención y su elección”, comentó.

Pero, continuó, de la misma manera en que el consumidor se fortalece gracias a la información disponible, también las empresas pueden incrementar sus ventajas competitivas si incorporan el big data (herramientas para el manejo de grandes cantidades de datos) para conocer a sus clientes y focalizar mejor sus estrategas de marketing.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario