SE NECESITA TOMAR MEDIDAS URGENTES EN TECNOLOGÍA, MATERIA EDUCATIVA E INFRAESTRUCTURA, AFIRMAN EMPRESARIOS EXPORTADORES

 ECONOMÍA  Para que un país desarrolle su industria requiere cubrir tres necesidades básicas: infraestructura moderna, tecnología y mano de obra calificada. Justamente para lograr este último punto, es de vital importancia acceder a una educación que permita formar trabajadores, acorde con las necesidades del mercado, señaló Juan Varilias Velásquez, presidente de la Asociación de Exportadores (ADEX). En nuestro país la baja remuneración desalienta la inversión en educación, asimismo el sistema educativo genera una sobreoferta de trabajadores en campos que no tienen mayor demanda, lo que trae como consecuencia que los salarios en promedio sigan bajos. “El Perú está en una trampa que si no se resuelve oportunamente nos impedirá avanzar hacia un estado de desarrollo mayor”, indicó. En su opinión, los conflictos de interés frenan una reforma educativa que nos permitiría tener trabajadores, acorde a la demanda actual, Varilias opinó que, aunque se logré, sería muy lenta para el ritmo de cambios requeridos por la industria.

En ese sentido, consideró que una alianza empresa privada-instituciones educativas, para diseñar programas de capacitación ‘a la medida’ que genere mano de obra mejor calificada, cobra más relevancia que nunca.
“La reforma debe transitar por vías más rápidas. La tecnología de la comunicación es una de las herramientas más veloces para compartir conocimiento. La capacitación en planta es el recurso más rápido de una empresa, es una estrategia que ya se utiliza pero que debe fomentarse más”, señaló.
El presidente de ADEX agregó que se debe profundizar los lazos de integración con los países que conforman la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) para facilitar la movilización de trabajadores y compartir programas de formación.
Actualmente el Perú se encuentra en el paso de una industria manufacturera (actividades intensivas en mano de obra) a una de máquino-factura (intensivas en maquinaria). Para lograrlo es necesario cumplir con un factor crítico e imprescindible: el Know how del trabajador.
“El proceso de industrialización en Perú inició con la manufactura, debido a la cantidad importante de mano de obra a bajo costo que requería un Know how básico; pero ahora, con el crecimiento de la industria, la mano de obra se vuelve escasa y por ende más costosa, por lo que la manufactura deja de ser una actividad competitiva y se hace necesario avanzar hacia una industria con mayor sofisticación tecnológica”, comentó.
Esta nueva industria, continuó, busca mejorar la productividad, diversificar la producción, acceder a nuevos mercados y obtener precios que permitan un salario más alto. “Este salto de la manufactura a la máquino-factura necesita justamente de trabajadores mejor calificados, con la capacidad y el conocimiento necesario para acompañar este proceso de industrialización”, concluyó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario