LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERÍA MONITOREARÁ RESPUESTA SÍSMICA Y POSIBLE COLAPSO DE EDIFICACIONES

 INVESTIGACIÓN  La Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) inauguró su Centro de Monitoreo Sísmico (CEMOS), que observará en tiempo real la respuesta sísmica en el suelo y el posible colapso de edificaciones ante la ocurrencia de movimientos telúricos. El Centro Peruano Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres (Cismid) de la Facultad de Ingeniería Civil de dicha universidad es el principal promotor del CEMOS, el cual hará un monitoreo de la ocurrencia de sismos que afecten a Lima Metropolitana y otras ciudades del país. El director del Cismid, Miguel Estrada Mendoza, explicó que el CEMOS administrará tres tipos de redes de monitoreo. La primera es la de acelerógrafos de movimientos fuertes de suelo; la segunda es la de acelerómetros para el monitoreo de la respuesta sísmica en edificaciones; y la tercera es la red GPS para hacer seguimiento a la corteza terrestre.

Estrada comentó que los acelerómetros han sido colocados en edificaciones públicas y privadas. “Esta red nos permitirá monitorear la respuesta sísmica y evaluar el nivel de daños en las edificaciones”, dijo. 
Comentó que tras un terremoto de 8 ó 9 grados, las réplicas podrían hacer colapsar edificios que soportaron el primer gran remezón. A través de este sistema se verá la real situación de los edificios y permitirá tomar la decisión de evacuar un edificio ante el peligro de colapso.
En el caso de la red de monitoreo GPS de la corteza terrestre, indicó que se han instalado antenas de muy alta precisión para saber cómo se está moviendo la corteza terrestre debido al empuje de la plaza de Nazca debajo de la placa Sudamericana. “Si la deformación terrestre en notoria, podría ser premonitorio a un terremoto”, explicó.
De esta manera se generará información para contribuir en la actualización y mejora de manera permanente de las actuales normas de diseño sísmico y reglamento de construcción, además de obtener información valiosa que servirá de prevención.
“Sin duda es un gran aporte, una herramienta formidable a la cultura de prevención en el Perú. Se hizo realidad gracias a un proyecto de inversión pública que fue financiado por el Ministerio de Economía y Finanzas”, destacó Estrada.
En la inauguración participaron el primer vicepresidente, Martín Vizcarra Cornejo; el embajador de Japón en Perú, Tatsuya Kabutan; el representante residente de JICA en el Perú, Masayuki Eguchi, el rector de la UNI, Jorge Alva Hurtado, entre otras autoridades.
Vizcarra Cornejo resaltó el profesionalismo de los egresados de la UNI. “Hay que generar conciencia en la prevención de los daños ante eventos sísmicos. Los terremotos no se pueden evitar; tarde o temprano van a llegar. Lo que podemos hacer es política de prevención, enseñarle a la población la respuesta ante los desastres”.

El embajador de Japón Tatsuya Kabutan, por su parte, felicitó al país por su política de prevención y resaltó los lazos de amistad entre los dos pueblos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario