AGRESORES DE MUJERES, NIÑOS Y FAMILIA SERÁN ENCARCELADOS

 ACTUALIDAD  El Pleno del Congreso de la República aprobó por unanimidad el dictamen del proyecto de ley que propone modificar el último párrafo del artículo 57º del Código Penal, ampliando la prohibición del beneficio de la suspensión de la pena efectiva a los condenados por lesiones leves causadas por violencia contra la mujer y contra el núcleo familiar. La propuesta de la congresista María Melgarejo Páucar quedó lista para ser promulgada por el Poder Ejecutivo, después de ser aprobada, en primera votación, por 92 votos a favor, cero en contra, cero abstenciones. Fue exonerada de la segunda votación por la misma cantidad de votos. El presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, Alberto Belaunde, subrayó que la propuesta incorpora que la pena efectiva se aplique a las lesiones consideradas leves.
Dijo que ante la grave situación en contra de la mujer es necesario que el Estado se interese en políticas preventivas.
Señaló que un 72.4 % de mujeres han sufrido violencia de parte de su pareja o esposo. La violencia se expresa de diferentes formas para mellar la autonomía, como la violencia sexual, física, verbal, sicológica, laboral, económica y social.
Reiteró que el Estado debe interesarse por las agresiones que sufren las mujeres, por lo cual es necesario que intervenga con una política de prevención. Es una valiosa propuesta presentada por la congresista María Melgarejo. Es necesario que el Congreso se centre en plantear un debate amplio, integral, para legislar medidas de prevención.
La presidenta de la Comisión de la Mujer, Cecilia Chacón de Vettori, manifestó que el Parlamento tiene la obligación de defender a las mujeres víctimas. Anotó que en muchos casos cuando las mujeres son agredidas, el médico legista le decreta un descanso de 10 días y no se fija en la gravedad de las lesiones, por lo cual son consideradas leves y, por ende, el agresor apela al beneficio de la suspensión de la pena. Esto es preocupante porque las agresiones siguen incrementándose.
80% de mujeres son violentadas
Dijo que más de un 70 % de mujeres del área urbana son agredidas, pero esto se incrementa a un 80% en el sector rural. Por lo cual, dijo, es necesario que no haya impunidad para la violencia contra la mujer. “No debemos permitir que las mujeres sean agredidas y los agresores tienen que ser detenidos de forma efectiva y que no le dé el beneficio de la pena, porque al final se convertirán en asesinos de sus mismas víctimas.
“Es necesario que los agresores, sean hombres o mujeres, tienen que purgar pena carcelaria. No todos los hombres son agresores, pero sí algunos”, remarcó.
Gloria Montenegro señaló que la pena debe ser de forma efectiva, es decir pena privativa de la libertad en la cárcel. Luz Salgado Rubianes subrayó que desde la década del 90 la bancada fujimorista ha promovido leyes en contra la violencia contra la mujer y la familia. Sin embargo, este problema no solamente debe resuelto con leyes, sino con medidas fiscalizadoras de estos problemas sociales.  
María Melgarejo, autora de la propuesta, enfatizó que ninguna mujer debe pasar por ningún tipo de violencia, pero anotó que lo irónico es que esto nace en el hogar. Estimó que hay buenos hombres, pero aquellos que sean violentadores tienen que ser encarcelados. Este es un problema universal que se tiene que analizar sobre la base de una agenda legislativa para la prevención de este problema social.
“Las mujeres nunca deben ser violentadas porque es un derecho fundamental vivir en paz”, subrayó.  
Mauricio Mulder consideró que es necesario que se revise en torno a las lesiones, muchas de las cuales son consideradas como falta, por lo cual es necesario que el criterio en torno a las lesiones leves se determina 10 días de descanso a la víctima y las graves un descanso de 30 días.
Sanciones más severas
“Hay muchos casos de corrupción cuando los casos de agresión pasan a los juzgados de paz. Es necesario que la violencia y agresiones se sancionen ejemplarmente porque se está convirtiendo en una pandemia. Se tiene que avanzar para que los jueces consideren sanciones más severas. Es necesario que el debate nacional influencie en todos los sectores”, expresó.  
Richard Arce planteó que se realice una cruzada a nivel nacional en defensa de la mujer.
Indira Huilca dijo que el sentido del proyecto es importante porque tiende a modificar los criterios en torno a las agresiones, no permite la impunidad y no se suspenda la pena efectiva.
“Esta violencia tiene como raíces en el machismo. Este proyecto debe extender la sanción contra los agresores de menores y de la familia. Tanto las lesiones graves como leves deben ser sancionados con pena de cárcel. Es necesaria una reforma integral”, expresó.
Alejandra Aramayo  manifestó que se debe exigir que la justicia sea más severa, porque considero que la justicia no es ciega. El Estado debe respaldar a las mujeres y debe ser más comprensible en solicitar mejores presupuestos para llevar adelante una política de prevención, manifestó.
Alberto Belaunde, interrumpiendo, manifestó su solidaridad con la congresista Gloria Montenegro, quien fue agredida verbalmente durante la sesión de la Comisión de Defensa del Consumidor.
Wilbert Rozas anunció que su bancada apoyará el proyecto de ley pero consideró necesario sensibilizar en torno a una cultura de respeto a la mujer.  
Debe erradicarse desde raíces la violencia
Tania Paroni dijo que rechaza toda clase de violencia y opinó que es necesario llevar adelante una contundente política de prevención. Con este proyecto se busca una sanción efectiva contra la agresión, sea grave o leve, en contra de la mujer. Agregó que el proyecto condena la violencia contra los menores y la familia
Karla Schaefer dijo que es necesario erradicar de una forma drástica este flagelo de la violencia contra la mujer.
Hernán Cevallos señaló que está comprobado que el agresor contra la mujer, que es considerado levemente, reincide en golpear a sus esposas o concubinas. Debemos analizar por qué somos el quinto país en el mundo con mayor índice de agresiones a la mujer. Estimó que se debe afrontar este problema con decisión.
Yeni Vilcatoma consideró que la impunidad es la principal causa que va en contra de todas las leyes de protección de la mujer. Sugirió que debe revisarse sobre cómo se trata la violencia contra la mujer en las comisarías, juzgados, fiscalías, medicina legal, instituciones que deben hacerse una autoevaluación para ver si están cumpliendo con sus funciones adecuadamente. Agregó que muchas veces las mujeres permanecen con sus agresores porque no tienen independencia económica.
Eloy Narváez manifestó que muchas agresiones en los sectores rurales no son conocidas en el ámbito urbano porque ni siquiera son denunciadas. Por su parte, Janet Sánchez dijo que el Gobierno si se preocupa por la mujer peruana y señaló que recientemente ha emitido un decreto legislativo en contra del feminicidio.
Rogelio Tucto manifestó que un gran porcentaje de la población nacional requiere de un apoyo de salud mental. Edgard Ochoa dijo que el Congreso debe demostrar que somos intolerantes ante las agresiones contra las mujeres. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario