EVANGÉLICOS PIDEN INTEGRIDAD Y UNIDAD DEL PUEBLO PERUANO


 ACTUALIDAD  El bienestar social será posible si todos los peruanos trabajan juntos en unidad y viven de manera íntegra de acuerdo con los principios éticos y morales, demandó la comunidad evangélica en la XIII Ceremonia de Acción de Gracias por el Perú, que se celebró en la Iglesia Camino de Vida de Lince, con la asistencia del presidente Martín Alberto Vizcarra Cornejo y principales autoridades gubernamentales, políticas, diplomáticas, académicas y empresariales del país. El orador Patrón Contreras Varas, rector de la Universidad Seminario Bíblico Andino, al predicar acerca de la experiencia del profeta Jeremías enfatizó que Dios tiene un plan para cada persona, que después de superar diversos obstáculos en el diario vivir, alcanzará el bienestar que debe ser compartido con el prójimo.
En ese sentido, la corrupción siempre será sinónimo de atraso y frena el desarrollo social de los pueblos, y, por lo tanto, de las naciones, afectando a los más vulnerables que son los pobres.
Dijo que el mensaje del profeta Jeremías está vigente, al citar Jeremías 29:11, que dice: “Mis planes para ustedes solamente yo los sé, y no son para su mal, sino para su bien. Voy a darles un futuro lleno de bienestar”.
Desde el año 2006, la comunidad evangélica viene realizando la Ceremonia de Acción de Gracias por el Perú”.  Esta ceremonia se institucionalizó en el año 2010, mediante el Decreto Supremo 079-2010 que oficializaba el 30 de julio como fecha anual para la realización de dicho acto protocolar con la asistencia del presidente de la república. Posteriormente, a través del Decreto Supremo 069-2017 se dispuso que la concurrencia del jefe de Estado a la “Ceremonia de Acción de Gracias por el Perú”, dentro de las actividades oficiales por Fiestas Patrias, será el día 29 de julio. Finalmente, mediante el Decreto Supremo 030-2018 se establece que la asistencia del presidente de la República será el día 29 de julio de cada año.
Participaron del acto protocolar más de un millar de pastores y líderes evangélicos, quienes estuvieron con los miembros del gabinete ministerial, congresistas, alcaldes y miembros del cuerpo diplomático acreditado en el país.
La ceremonia fue organizada este año por tres instituciones representativas de la comunidad evangélica, el Ministerio de Acción de Gracias, Concilio Nacional Evangélico del Perú (CONEP) y la Unidad de Iglesias Cristianas Evangélicas del Perú (UNICEP). Los organizadores entregaron Biblias al presidente Martín Vizcarra Cornejo y esposa Maribel Díaz Cabello.
Asimismo, los evangélicos oraron por el país en las personas del niño Esteban Cutipa Palacios, Ana Assen de Gutiérrez y el Pr. Charlie Ramos Belleza. La lectura de las Sagradas Escrituras las hizo el exseleccionado peruano y ahora pastor evangélico, Eleazar Soria Ibarra.
Como se sabe, para la iglesia evangélica en general, la construcción de una ética moral en el país en contraposición de la corrupción es un valor fundamental para lograr una sociedad más justa, equilibrada y desarrollada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario