PISCO SOUR, LA BEBIDA BANDERA DEL PERÚ


En el Perú, desde el año 2004, se celebra el primer sábado del mes de febrero del “Día del Pisco Sour”, bebida aromática que sólo se prepara con determinados piscos que provienen de ciertas clases de uvas que crecen sólo en algunas regiones del país andino. Esta exquisita bebida posee una calidad envidiable y está al nivel de destilados internacionales como el tequila de México y el whisky de Escocia. Desde el 18 de octubre del 2007 el Pisco Sour como Patrimonio Cultural de la Nación, basado en la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, la Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación y la Directiva sobre Reconocimiento y Declaratorias de las Manifestaciones Culturales Vigentes como Patrimonio Cultural. La denominación proviene de la unión de las palabras “pisco” y “sour”.

Para prepararlo se requiere un tiempo especial, así como de un tiempo para el cocinado. Contiene pisco puro (es decir del pisco obtenido de una sola variedad de uvas pisqueras), jarabe de goma, jugo de limón, clara de huevo, hielo y amargo de angostura.
Es la bebida nacional del Perú que se prepara con un destilado de uva cuya producción se inició a fines del siglo XVI en la provincia de Pisco (actualmente ubicada en el departamento de Ica) y se extendió posteriormente a las haciendas de la costa peruana.
El pisco sour se preparó por primera vez en el “Morris Bar” del histórico Jirón de la Unión en el Cercado de Lima que cerró en el año 1929. La historia revela que fue creada a inicios del siglo XX en el Bar Morris por su propietario Víctor Vaughen Morris, posteriormente uno de sus empleados llamado Mario Bruiget pasó a trabajar en el también mítico Hotel Maury en donde perfeccionó la receta convirtiéndola en el cóctel que hoy todos disfrutamos. Víctor Vaughen Morris llegó al Perú en 1904, procedente de Estados Unidos, para trabajar en las oficinas de la Cerro de Pasco Railway Company, que en 1915 se mudó a Lima y que un año después fundó el “Morris Bar”.  Fue ahí que Morris inventó y empezó a preparar los primeros piscos sours. También Mario Bruiget, joven hombre, de una habilidad coctelera de una “excelencia sin par”, después pasó a laborar en el hotel Maury en 1929, después de haber cerrado el “Morris Bar”, donde habría perfeccionado la receta y hecho del pisco sour la sensacional bebida que hoy conocemos.
La palabra Pisco proviene del término quechua Pisscu, que significa avecilla; y también es el nombre de un puerto peruano ubicado en la Región Ica, conocido precisamente por la gran cantidad de aves que sobrevuelan el lugar. Hablar de pisco, es hablar de tradición, de arte, de historia, pero sobre todo de pasión y es que, este destilado de uva que nos acompaña por más de 400 años ha sabido impregnarse en nuestra piel, en nuestra alma y en nuestro corazón.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario